Foto de la Abadía

¿Qué ver cuando visitas la Abadía del Sacromonte?

Abadía

El monumento

Cuando visitas la Abadía del Sacromonte, al llegar nos encontramos en el Cerro del Valparaíso, justo delante de una verdadera Abadía, de un edificio hoy contemporáneo, que alberga vida y cumple sus funciones aún en el interior del Monumento. Entre todas las zonas que puedes ver en tu visita a la Abadía del Sacromonte, el Monumento, es un lugar donde pueden venir los fieles a celebrar la eucaristía y realizar sus eventos.

Al comenzar la visita a la Abadía del Sacromonte te encontrarás ante este edificio compacto que está al final del camino del Sacromonte de las 7 cuestas.

Claustro

Claustro

La vida de la Abadía emana del claustro, y se acerca a cada uno de sus lugares de oración y esparcimiento. En las visitas a la Abadía del Sacromonte destacamos éste espacio en el que, aunque sólo se terminó construyendo uno de los cuatro que estaban previstos, éste se ha convertido en la antesala que muestra la grandeza del edificio.

Con un alzado de columnas toscanas que descansan en arcos de medio punto, su sobriedad y sencillez se simplifica en el patio con una humilde fuente central.

colegiata 3

Colegiata

En el complejo monumental de la Abadía del Sacromonte se alza la Iglesias Barroca dedicada a la Asunción.

Nos encontramos en el paseo por la Abadía con un edificio dividido en una planta de cruz latina, con un amplio espacio monumental que se abre en tres naves, una nave central y dos laterales con menor altura y una capilla Mayor, donde en la parte superior y sus pies se ve el Coro, recordándonos a las grandes Iglesias y Catedrales.

Sin duda, una parte que no te puedes perder cuando visitas la Abadía del Sacromonte de Granada.

Cuevas @Inés Restán5

Santas Cuevas

La gran obra cristiana que es hoy la Abadía del Sacromonte, nace como consecuencia del pequeño grano de arena que supuso los hornos donde aparecieron las reliquias de los mártires cristianos, San Cecilio, el primer obispo de Granada, y sus seguidores, San Hisicio y San Patricio.

Cuando visitas la Abadía del Sacromonte te encontrarás en un lugar mágico lleno de espíritu y fe, que se siente al caminar por los pasadizos y las cúpulas con lucernarios que iluminan de forma sinuosa el lugar dónde éstos tuvieron martirio.

DSC_9896

El patio de Venancio Blanco

Nos encontramos ante la primera Universidad Privada, y es que el Colegio Viejo o Colegio de San Dionisio, es la edificación más antigua. Aunque no está habilitado actualmente para las visitas a la Abadía del Sacromonte, se dispone de un patio pequeño por el que se articula el edificio, que destaca más por su antigüedad, y los estudiantes, en un principio canónigos estudiaron y se alojaron en la residencia, estando en uso hasta mediados del siglo XX, hoy algunos alumnos vuelven a visitarnos.

Screenshot_1

El patio de la Estrella

La vida de la Abadía emana del claustro, y se acerca a cada uno de sus lugares de oración y esparcimiento. En las visitas a la Abadía del Sacromonte destacamos éste espacio en el que, aunque sólo se terminó construyendo uno de los cuatro que estaban previstos, éste se ha convertido en la antesala que muestra la grandeza del edificio.

Con un alzado de columnas toscanas que descansan en arcos de medio punto, su sobriedad y sencillez se simplifica en el patio con una humilde fuente central.

FOTO -52

Sala de exposición permanente

Nos encontramos ante la primera Universidad Privada, y es que el Colegio Viejo o Colegio de San Dionisio, es la edificación más antigua. Aunque no está habilitado actualmente para las visitas a la Abadía del Sacromonte, se dispone de un patio pequeño por el que se articula el edificio, que destaca más por su antigüedad, y los estudiantes, en un principio canónigos estudiaron y se alojaron en la residencia, estando en uso hasta mediados del siglo XX, hoy algunos alumnos vuelven a visitarnos.

DSC_9960

Escaleras de mármol

La escalera de mármol fue construida en 1897 en la última ampliación de la Abadía del Sacromonte.⁣

La escalera está cerrada en la parte superior por un artesonado neorrenacentista de casetones hexagonales.⁣

Esta escalera comunica con el Colegio Nuevo, edificado para ampliar las instalaciones originales del siglo XVII.⁣

Por esta escalera se llega también a la capilla neogótica de San Dionisio y a sus jardines.

San Dionisio @Inés Restán4

Iglesia de San Dionisio

De estilo neogótico y recientemente restaurado, es hoy un espacio preparado para el alquiler para eventos. La Iglesia de San Dionisio, se alza como uno de los edificios más desconocidos y sorprendentes para las visitas de la Abadía del Sacromonte.

Cuando las visitantes a la Abadía del Sacromonte entran en esta estancia se ven envueltos en un edificio de altos techos y con ventanales de cristales coloridos y dibujados con imágenes cristianas, al fondo el altar y el pan de oro que cubre el retablo hace más impresionante su planta.

NoPath - copia (22)

Coro

Otra de las zonas destacables en tu visita a la Abadía del Sacromonte es el Coro en la Colegiata. Nos encontramos en los pies de la Capilla Mayor donde la sillería y la madera destacan desde cualquier punto, la sillería de madera tallada y el facistol, donde se colocaban los importantísimos libros de canto de la Abadía.

A escasos metros vemos el órgano que hoy aun está en uso, y nos evocamos a la época en la que los canónigos se reunían a realizar sus cantos. Y es que desde este coro se podían cantar y escuchar música compuesta sólo y exclusivamente para la liturgia que aquí se realiza.

FOTO-69

Crujías

Una planta superior, las Crujías, se alza en el interior de los pasillos de la Abadía, y aunque hoy no está este espacio abierto a las visitas de la Abadía del Sacromonte, se puede sentir la historia transcurrida por estos pasillos, los que un día estuvieron llenos de estudiantes, y los que a día de hoy siguen siendo funcionales.

DSC_0007

Comedor de estudiantes

En el interior de la Abadía del Sacromonte, destaca el espacio universitario y de residencia de los que un día fueron sus estudiantes.⁣

El comedor de antiguos alumnos, aún conserva las auténticas mesas de mármol de esa época sobre las que los estudiantes almorzaban diariamente.

Comprar entradas